¿Sólo tienen esto para jugar?

Me consta que varios de los aquí presentes se han hecho esta pregunta alguna vez cuando han llegado a Trastadas.
Pregunta que a hace que se me caiga el alma a los pies… ¿SÓLO?

¿Cuántas veces os habéis pasado un buen rato dándole vueltas al coco para comprar el juguete más sofisticado, el más caro, el más grande, el que más ruido hacía, el que más colores tenía…? ¿Y qué ha pasado la mayoría de las veces con ese juguete? Al cabo de un tiempo (más bien poco), termina tirado en una esquina, guardado en un cajón, desterrado al trastero…

¿Sabéis lo que es la imaginación y la creatividad? Ingredientes que nuestros pequeños llevan de serie y que poco a poco nos encargamos de “matar”. No les dejamos tiempo, no les permitimos que se aburran, no les damos opciones para que creen situaciones que dentro de unos años recordarán igual que yo recuerdo hacerme una casa bajo una sombrilla rodeada de toallas o los viajes infinitos que hacía en aquel escalón de la casa de verano simulando ir en una caravana.

Una caja de cartón puede convertirse en el mejor aliado de nuestros pequeños. Disfraces, utensilios de andar por casa, pinturas… y de nuevo, IMAGINACIÓN.
Párate por un momento a pensar en los recuerdos bonitos de tu infancia. ¿A que no había ninguna pantalla de por medio que te enseñara todo aquello con lo que disfrutabas?

Piensa ahora si una pequeña piscina de bolas, un tobogán, un tipi lleno de cojines y animales, unos cuantos disfraces, una cocinita, un buen trozo de pared para pintar, y espacio libre lleno de posibilidades no son un buen comienzo para que tu pequeño juegue a ser todo eso que sueña ser…

“La creatividad es clave si queremos niños independientes en su forma de pensar. Niños que puedan asimilar bien las situaciones que viven, que sepan razonar y cuestionar, que sean sensibles al entorno y que logren una inclinación hacia la exploración del mundo que los rodea, para obtener soluciones novedosas frente a los problemas cotidianos y aprendan a conocerse a sí mismos. “

” La persona creativa es una buscadora. Es formuladora de hipótesis: ¿y si se pudiera hacer de otra manera?. Ser creativo implica confianza en uno mismo, porque el que prueba cosas nuevas tiene muchas posibilidades de fracasar. Se arriesga más. La creatividad es convertir al ser pasivo en ser activo. “

“El creativo transforma, combina, descontextualiza, abstrae, observa, prueba, deconstruye, posee un pensamiento flexible que le permite interactuar en diferentes ambientes. Ser flexible es saber crear, explorar, generar, imaginar, improvisar, inventar, modificar, relacionar, transformar y adaptar. Son habilidades, todas ellas, que podemos potenciar en los niños para que tengan la facilidad para relacionarse en los diferentes ambientes; es decir, estar en disposición de interactuar y de aceptar a los demás tal y como son.”

“La importancia de la creatividad está en que el niño no solo pueda aportar soluciones varias a conflictos, sino de que tenga una mayor adaptabilidad a situaciones nuevas, lo que asegura que los niños sean más felices, manifiesten una mejor actitud ante situaciones nuevas y se sientan menos frustrados a raíz de un posible cambio.”

Esto último en negrita no lo digo yo, lo dice Núria Torras, fundadora de Lekkid. ¡Y cuánta razón!

Deja un comentario